domingo, 19 de marzo de 2017

De niña a mujer...


Este viernes después de salir de clase, han bastado unos diez segundos para que me crezca una cana más, y algo dentro de mi cabeza haga click, y me recuerde que las arenas del tiempo nunca se detienen…

- Aitaaa.
- Dime mi tesoro.
- Tengo que decirte algo.
- ¿Qué quiere la niña de mis ojos?
- Quero saber que es lo que mas les gusta a los chicos.
- ¿¿Y eso a qué viene??
- Es que hay un chico en la escuela que me gusta mucho, pero no ma hace caso.
- ¿En serio? (Decir que lo estaba flipando era poco).
- ¿Que puedo hacer para que se fije en mi?
- Pueeess…. Ejem…. Estoooo…. (¡¡¡Socorroooooooo!!!)
- Hmmmm......
- .......

Algunas cosas no cambian a pesar del tiempo transcurrido, será que me siento que me hago viejo, aunque tal vez sea el hecho de ver como una niña va paulatinamente dejando paso a su condición de mujer, algo a lo cual los padres por mucho que queramos aceptarlo, nos va a tocar una veces disfrutar, y otras veces sufrir.

Parece que fue ayer cuando cambiaba los pañales de aquella rubita de culete sonrosado, hasta que un día ves cómo ya empieza a estar en conciliábulos con su madre para irse de tiendas, mientras se pinta las uñas de las manos y los pies. Cuando me quiera dar cuenta, se maquillará y llevará un vestido de tirantes luciendo escote, subida a unos tacones cuando salga de fiesta con las amigas, permanecerás despierto hasta las tantas los fines de semana a la espera de su entrada en casa y la someteré al interrogatorio de rigor acerca de qué es lo que ha hecho y con quién ha estado, mientras afino el oído y el olfato para detectar la voz algo pastosa que funciona mucho mejor que los alcoholímetros de la Guardia Civil.

Peleas crudas las tendré cuando empiece a renquear en los estudios, cuando salga vestida “De esa manera” y “Pintada como una puerta”, o al igual que yo hacía, ponga a todo volumen “Ese ruido”, amén de cuando me traiga a casa a su primer chico, al cual como padre y hombre que soy al fin y al cabo, no podré evitar hacerle un marcaje implacable, mientras con una torva mirada le hago saber que como se pase de listo, le corto las orejas. Pero la niña de mis ojos me tiene bien tomada la medida, y sabe que con uno de sus abrazos bien regado de besos mientas me dice lo mucho que me quiere, va a conseguir que toda mi pétrea fortaleza de padre se desplome como un castillo de naipes a un soplo, la muy jodida… Y en el peor de los casos, siempre va a tener en el futuro (Al igual que ahora, pardiez) a la autora de sus días de su parte incondicionalmente cada vez que haya que hacerme torcer el brazo, de la cual es fideligna copia de hipnótica belleza y parejo temperamento, quedándome yo solo en el otro lado de la trinchera condenado a empezar una y otra vez una guerra que se de antemano que tengo perdida.

Y la amaré y la odiaré a partes iguales, me hará reír con la chispa de su ingenio, me sentiré feliz con sus logros y la tristeza me invadirá cuando la rompan el corazón, viviré días de angustia abrazado al teléfono el día que se vaya con las amigas de fin de semana primero, y con el novio después. Observaré con expectación sus primeros pasos por la vida sin la muleta paternal, y la miraré con orgullo regio cuando se sienta feliz de sus logros… En los cuales habrá una pequeña parte de mí presente.

Mientras yo me miro al espejo y veo como el ejército del general Michelín va paulatinamente conquistando lo que otrora fuera una estupenda tableta de chocolate, o notas cómo las energías y la flexibilidad de antaño transmutan a torpeza y lentitud de hogaño...

Es lo que tiene ver correr delante de ti las arenas del tiempo, sic transit.

Que tengáis felices sueños.

jueves, 9 de marzo de 2017

Idiomas, Emigración y Precariado.



La verdad, es que tengo pelín abandonado el blog.

No puedo negar que mi aterrizaje en España para empezar a trabajar aquí ha sido de todo menos aburrido, entre la salida a la carrera prácticamente que he llevado a cabo de UK y el proceso de volver a adaptarme a la vida en España, me han hecho ver hasta qué punto me sentía ya ni de aquí ni de allí, aunque eso será materia ya para otra entrada.

Hace poco que leí en Internet, un interesante hilo acerca de la última borregada que un político español había escrito en el cual afirmaba que el modelo de bilingüismo se orienta a un sistema económico basado en el precariado profesional para atender turismo y emigrar… La verdad, el chorreo que le cayó a semejante lumbrera en cada comentario fue antológico, amén de que algún que otro FORO también se han hecho eco del asunto, con la consabida indignación ante semejante tomadura de pelo… Ni que decir tiene que semejante elemento ha levantado una buena polvareda con semejante borregada, donde además, sin despeinarse, se queja de la preeminencia que a la hora de aprender lenguas extranjeras tienen a día de hoy idiomas como el inglés, el francés y el alemán, en detrimento de otras lenguas extranjeras.

Vamos, está claro que la gente si aprende inglés, francés o alemán, va a tener unas posibilidades profesionales y a nivel de comunicación, que por ejemplo, con idiomas como el pastún, el aimara o el armenio están a años luz de tenerlos, que quede claro que no es que sean mejores ni peores, pero el español es por ejemplo, un idioma hablado por 500 millones de personas, lengua oficial en las Naciones Unidas y en multitud de organismos internacionales, amén de ser oficial en 22 países y con hablantes en los cinco continentes… querer poner a la misma altura en términos de importancia global al armenio, pues hombre… va a ser que no. La gente se mete a estudiar un idioma (Algo que conlleva años de esfuerzo, tiempo y dinero, no lo olvidemos) en la mayoría de los casos porque lo necesita a efectos profesionales o académicos, porque su abanico de posibilidades con un dominio bilingüe del inglés, francés o alemán se multiplica de forma exponencial, pudiendo acceder a áreas profesionales en las cuales de otra forma es simplemente imposible entrar.

Creo que hasta aquí todos más o menos, hemos deducido en algún momento todo esto anteriormente comentado, pero yo voy a poner mi grano de arena al respecto, eso sí, desde una perspectiva de mosca cojonera…

Siempre se ha dicho que España es un país donde la competencia lingüística de la población con los idiomas extranjeros, ha dejado y deja históricamente mucho que desear, se nos citan como ejemplos a seguir los países del norte de Europa como lugares donde el dominio del inglés lleva ya muchos años enraizado entre la población nativa, mientras que a día de hoy en España se siguen arrastrando índices muy bajos de bilingüismo en idiomas tales como el inglés, el francés o el alemán, pero…

¿Qué pasaría si toda la población española fuera perfectamente bilingüe?

Pues que durante la presente crisis, España se hubiera vaciado literalmente de gente, viendo lo que ofrece el mercado de trabajo español, aquí se iba a quedar su puta madre a tragar mierda por cuatro euros, y claro, luego a ver quién es el que se atreve a repescar a toda esa gente, porque una vez que has probado el vino de Reserva, el vino de tetrabrik no lo quiere ni cristo, que a España a trabajar para un empresario ladrón o aguantar a un encargado latiguero nadie viene. Que el procedimiento de “Ándate con ojo Manolo, que tienes hipoteca e hijos” no sirve para hacerte tragar, o que las horas extras no pagadas las va a meter tu prima la coja. Dicho en corto, no eres manipulable, no se te puede hacer pasar por el aro con la misma facilidad.

En esas condiciones, el desempleo en España sería casi nulo… pero no porque se crearan empleos, sino porque se te hubieran largado todos los parados, y claro, sin gente trabajando como alemanes y cobrando como marroquíes, a ver cómo se mantiene de pié el chiringuito del cual viven tantos golfos, sinvergüenzas y caraduras que llevan toda la vida viviendo a lo grande a costa del Manolo de turno. Un Manolo al que conviene que sepa lo justo para hacer su trabajo pero no más, no sea que le dé un día por pensar y mandarlo todo a tomar por culo.

Si algo tiene bien claro Antxon, es que va a hacer todo lo que esté en su mano para que la niña de sus ojos no sea una Manuela más, y que tenga una abanico profesional lo más amplio posible no ya en España, sino a lo largo y ancho del mundo. Que el día que el empresario ladrón de turno que tanto abunda en la piel de toro, la empiece a tocar los ovarios, le pegue un corte de mangas mientras de menta a su puta madre antes de hacer las maletas y largarse con viento fresco.

Por mis santos cojones que lo voy a hacer.

domingo, 5 de febrero de 2017

Heroin Chic



Some spare change??

Seguro que todos aquellos que habéis vivido en Gran Bretaña hemos oído esa expresión más de una vez, ya que suele ser la forma que los mendigos te suelen pedir dinero.

Una cosa que me ha sorprendido mucho de este país, es ver a enorme cantidad de mendigos (Homeless) que hay en sus calles. No deja de ser chocante visto el casi nulo nivel de desempleo que tienen, ver gente que viven como ratas en la miseria. El primer pensamiento que cruza por tu mente es el porqué no tienen un trabajo que mejor o peor pagado, les permita vivir de una manera al menos digna. Vale que en España tenemos un desempleo tercermundista, pero en el condado donde yo vivo… la tasa de desempleo es del 2,2%

Hasta que te percatas de las dimensiones que el problema de las drogas y el alcoholismo suponen aquí en Gran Bretaña. La mayoría de los Homeless que te sueles encontrar, o bien son lo primero o bien lo segundo. No es infrecuente ver gente que va por las calles un día de labor a las 11 de la mañana abrazados a su Pint Can haciendo eses, o simplemente tirados en el suelo sobre cartones, la verdad, es una imagen patética en muchos casos. También recuerdo muy bien toparme una vez con un hombre de no más de 35 o 40 años que fácilmente podía aparentar 25 más pedirme algo de cambio suelto… el detalle es que en esta ocasión estaba sentado en un banco de un parque y a su lado tenía una jeringuilla sobre un papel sospechosamente doblado…

-          No thanks   Fue mi respuesta que me salió de forma casi automática.

No es mi política darles limosna alguna, eso no hace más que alimentar su problema, siempre pienso que es mejor pescar por ti mismo que dar peces, pero siempre existe esa consabida excepción que hace que todos tus esquemas se desplomen con estrépito.

Iba esta mañana camino del banco, ya que tenía que realizar algunas gestiones relativas a mis ahorros en Gran Bretaña, y al salir del banco, oigo una voz a escasos dos metros de mi diciéndome el consabido Some spare change?

No sabría decir por qué me di la vuelta exactamente, tal vez esta vez lo hice porque era la voz de una chica joven, no tendría más de 18 o 20 años, de ojos plateados y pelo rubio pajizo que le caía a mechones cortos por la frente, las pecas de la cara acentuaban más aún si cabe su aspecto juvenil, en suma, unas facciones verdaderamente bonitas. No me pude fijar en más, ya que estaba en cuclillas en el suelo arropada por un edredón blanco que había conocido días mejores, desde luego que era una preciosidad, pero algo había que no encajaba, tenía la piel de gallina a pesar del edredón que la envolvía y la temperatura razonablemente buena que había en la calle, un ligero temblor al hablar y algo que me llamó mucho la atención, es que tenía las pupilas pequeñas como cabezas de alfiler, me quedé mirando por unos breves segundos a esto último, cosa de la cual se percató al instante, pues de forma instintiva bajó la vista de forma muy leve, como sintiendo vergüenza de algo de lo cual me percaté.

-          Heroin??  Brotó de mi boca la palabra desde mis pensamientos, sin poder evitarlo
-          Yes…  Es lo que me contestó casi en un susurro mientras bajaba aún más la cabeza.

Me invadió una tristeza extraña, por un fugaz momento pensé en que podía ser perfectamente mi hija dentro de diez años y la sensación mudó de tristeza a vértigo, como cuando te asomas a un abismo del cual sólo te separa un paso.

Se me agolparon en mi cabeza un montón de pensamientos, como cuando un dique se rompe y el agua lo inunda todo descontroladamente. Pensé en sus padres por un instante, en sus seres queridos, en sus amigas de la infancia, en su primer amor a los 15, en que podría estar estudiando algo que llenase sus horas y su cabeza, en que pudiera tener un novio que la hiciera feliz a su lado, en sus sueños e ilusiones como sólo se tienen a los 18 años, con toda una vida por delante y energías para llevarlos a cabo.

Todo eso truncado de raíz por la heroína.

La di finalmente unas tres libras, era toda la calderilla que llevaba en ese momento, sacó la mano temblorosa de dentro del edredón y pude ver cómo por un fugaz instante me sonrió. Fue una sonrisa de agradecimiento sincero, o al menos eso quise creer, mientras en otro susurro me decía Thanks, God bless you… Y volvía a hundir su cabeza dentro del edredón.

Me largue de allí rápido mientras en mi cabeza retumbaba la pregunta del millón ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?...

domingo, 29 de enero de 2017

Exceso de britanización.



Hoy me ha pasado una de esas cosas que la verdad, me hacen darme cuenta de hasta qué punto me he britanizado en algunos aspectos.

Entre las muchas cosas que me ha tocado hacer a la carrera, en esta suerte de mudanza exprés en la que me he embarcado, pues me ha tocado cambiar la dirección de mi cuenta bancaria y poner la española, ya que aquí por poner un ejemplo, cuando te dan una tarjeta de crédito, te la mandan por correo a casa… y la carta con la contraseña también un par de días después, así que, como para no andarse con cuidado al respecto.

Gran Bretaña no es un país donde las sucursales bancarias abunden como setas en otoño, a diferencia de nuestra querida España, pero afortunadamente, tengo la ventaja de tener a 5 minutos de mi casa una sucursal del banco en el cual soy cliente, por lo que si además de añadimos lo remiso que soy a utilizar la banca por internet, me sobran los dedos de una mano para contar las veces que me he metido en internet para operar con mi cuenta.

Pero claro, en España la cosa cambia… ya que de mi banco británico no hay sucursales bancarias en las cuales consultar nada y todo, por cojones toca hacerlo vía internet, con lo cual pues toca ponerse al día un poco a la hora de operar mi cuenta e ir familiarizándome con las diferentes opciones y servicios a los cuales puedo recurrir, principalmente a la hora de efectuar pagos, o bien movimientos de dinero entre España y UK.

Y aquí viene donde la matan…

Me meto todo Feliciano en la página web de mi banco (Que llevaba sin pisar fácilmente un año), que me recibe con el acostumbrado mensaje de bienvenida…

Me pide mi surname:                Urrutia
Me pide mi número de acceso: **********

MEEEEEEEEEEECC!! Error de identificación (WTF?).

Vuelvo a introducir mi apellido y mi número de acceso… 
MEEEEEEEEEEECC!! Error de identificación (WTF???).

Calma Antxon, calma, que no cunda el pánico, seguro que con tu supina torpeza has bailao algún puto dígito de la cuenta, tecléalos despacito despacito como si fueras tu hija de 5 años, que puede que el resacón dominical mañanero tenga algo que ver…

Mis cojones… Otra vez el puto mensaje de error de identificación (A todo esto, Antxon se estaba poniendo como una puta moto, mitad cabreado mitad presa del pánico. Pero aquello no carburaba ni para Cristo, estaba claro que la única opción viable era enfrentarse al mihura de la asistencia telefónica, porque eso sí que es una prueba de listening y lo demás son mariconadas al respecto.

Pues nada, tras pasar por las diferentes opciones del menú, acabo dando de bruces con el consabido teleoperador, aunque afortunadamente, me toca un fulano que no farfulla un inglés de Aberdeen (Yo he oído ese acento y es para cagarse).

El caso es que me empieza a pedir datos y más datos, tales como mi nombre, mis dos apellidos, mi fecha de nacimiento, número de cuenta, me pregunta por los últimos movimientos de mi cuenta… y yo como loco buscando los últimos bank statements impresos la semana pasada para darle algunos detalles, el jodido no me pidió mi grupo sanguíneo de milagro, yo le cuento que en breves voy a regresar a España y que necesito si o si poder operar plenamente la cuenta por Internet, que en el pasado he entrado en ella sin ningún problema y que me resulta incomprensible que no pueda hacerlo ahora. Hasta que el fulano en cuestión me deletrea mis dos apellidos… y es entonces cuando el resacoso de Antxon cae en la cuenta (Y nunca mejor dicho).

Pongo mis dos apellidos en la casilla de Surname:           Urrutia Berriozabalgoitia

Y… ¡¡¡¡ALELUYA!!! Entro en la cuenta sin problemas. Y es que tengo que reconocer que aquí en UK me he acostumbrado a usar sólo mi primer apellido, y claro, se quiera o no, pues te puede jugar una mala pasada.

Ni que decir tiene que le di las gracias al teleoperador por la paciencia infinita que había demostrado conmigo, aparte de considerar la barrera del idioma que pesa como una losa a veces, y en casos como este, donde no se trata de pedir una pinta en tu pub favorito, y que un detalle por nimio que sea que lo llegues a entender, puede ser simplemente crucial.

Es lo que tiene acostumbrarse a poner solo un apellido aquí en UK para todo, que al final te puede jugar malas pasadas.